CUIDADO DE LAS JOYAS



Todas las joyas Mik  están hechas de Plata de Ley 925 recicladas y chapadas en oro de 18k con 1 micra de espesor (como pendientes y collares de la línea Gold) y con 2 micras de espesor (como pulseras y anillos de la línea Gold). También incluimos materiales como el acero inoxidable (perfecto para los alérgicos) y el bronce.

Para darles una larga vida a nuestras piezas aconsejamos seguir algunos sencillos pasos:

  • No expongas tus joyas a cambios bruscos de temperatura. Evita que estén expuestas durante largos períodos de tiempo al sol e intenta no guardarlas en lugares con humedad.

  • Guarda cada pieza por separado en sus cajitas originales. Si utilizas joyero, asegúrate de que las joyas están en compartimentos individuales para su correcta conservación, protegiéndolas de roces y ralladuras.

  • Recomendamos limpiar nuestras joyas con agua tibia y jabón PH neutro, aclarando la pieza y secándola con cuidado con una gamuza.
  • Evita que tus joyas entren en contacto con cualquier producto químico, tanto de cuidado personal (jabón, gel, champú, cremas, perfumes, maquillaje…) como de limpieza del hogar (amoniaco, detergentes, lejías…). Procura quitártelas para lavarte las manos, ducharte o bañarte en la piscina y en el mar, así como para usar productos de limpieza.

  • No realices actividades deportivas con las joyas. Evita que entren en contacto con el sudor porque éste puede deteriorar el baño. El PH de la piel de las personas puede ser un agente corrosivo para las joyas. Dependerá del grado de acidez de tu PH.
  • Mik no garantiza que el baño de oro de nuestras joyas dure siempre, ya que son más frágiles e influyen varios factores, ten especial cuidado con tus joyas bañadas en oro.